domingo, 17 de mayo de 2009

El Choque Urbano

Hay varios Choques Urbanos. Uno es el que fui a ver ayer a la Ciudad Cultural Kónex, que la verdad se los recomiendo muchísimo porque es un desparpajo (¿?) de música, coordinación, inventiva, imaginación y risa.
También podemos pensar que dos coches que chocan en Córdoba y Azcuénaga (Capital Federal) es un Choque Urbano, distinto al Choque Rural que implicaría una colisión en el kilómetro 226 de la ruta 9, camino a Rosario. También podríamos decir que ese será probablemente un choque entre las 4x4 de los integrantes de la Mesa de Enlace, con resultado de "Ningún Sobreviviente", lo cual convertiría al Choque Rural en un Choque Feliz, pero dejemos eso para otro momento.
El Choque Urbano del que quiero hablarles me sucedió a mí, ayer a las 23 hs. en estación Once. ¿Qué hacía yo ahí? Hacía tiempo para ir al Kónex, por lo cual decidí cenar en tan amada estación. Rasta Pancho (sponsor) fue el lugar elegido, sánguche de mila completo (sí, calentámelo) el menú para deleitarme. Cervecita Quilmes (sponsor) de litro el acompañamiento. Ante la falta de salsa golf, mayonesa y ketchup Chisap (sponsor), los mejores condimentos (cancioncita sponsor).
La cuestión es que en el lugar estaba Gabriel, que atendía, una señora con sus dos críos, y una pareja con su bebé. Más luego apareció un chabón con el pelo enmarañado y los ojos a punto de salirse de la cavidad ocular. Se pidió una birra. Pensé que era la pareja de una chica con rasgos caribeños que había entrado con él, pero era simple casualidad. Ella pidió un pancho, mostaza y ketchup Chisap (sponsor), los mejores condimentos (cancioncita sponsor), lluvia de papas (sin marca, en un tupper), y se fue.
Casi terminando la primera mitad de mi sánguche, la señora con los dos críos, una niña de aproximadamente 13 años, y un gurrumín con pinta de pillo de unos 8, decide irse. Previamente le pregunta a la pareja cuánto tiempo tiene el bebé.
- 7 meses.- contesta el hombre, que mientras le pide la criolla y el chimichurri a Gabriel.
- Ah- replica la señora-, está hermoso. Yo tengo uno de dos años y medio, y se pelea con éste (señala al gurrumín) que da calambre.
- Éste también eh. Se pelea con uno de 12, jajajaja. Un primo, se le acerca y le entra a tirar manotazos, no sabés lo que es.
- Jajajaja. Y bueno, lo que pasa es que me salió así, malo, porque el padre es policía, y no sabés lo que es.
- Ah, el padre es policía.
- Del de dos años y medio sí. De estos dos no, pero igual el guachito este me salió así eh. Es tremendo. Yo creo que cuando sea grande va a ser policía si sigue así, jejeje.

La charla no siguió más que eso. La señora se despidió, la pareja saludó cordialmente, yo terminaba mi segundo vaso de cerveza, de vidrio azul, y el del pelo enmarañado ya iba por el cuarto, casi terminando la botella, y los ojos parecían ocupar todo el lugar de tan salidos que estaban. Gabriel había servido otro pancho en el interín, mayonesa y sin papas.
Hasta ahí común. Yo terminaba mi mila, el chabón de la pareja comía el chimi de la cuchara, sin aplicarlo a ningún alimento, y Gabriel testeaba un cargador de celular que le traía de la calle el flaco que vende cargadores de celulares, fundas para celulares, calzoncillos, relojes, joyas, cadenitas, robotitos danzarines, cartucheras de Ben 10, lapiceras y el set con marcadores, lapicitos, voligoma, sacapuntas, goma de borrar y tijerita. Todo mientras reparte volantes de "Marixa, 22 añitos, sola en mi depto. Cumplí tus fantasías".
Hasta que apareció él. De la nada, sin mediar avisos, sin que nadie lo llamara.
- Hola.- me dice.
- Hola.- le contesto.
- ¿Todo bien? ¿Estás esperando a un amigo? Yo estoy esperando a un amigo por acá, pero no llegó todavía, je.
Su voz era suave, demasiado, y su tono hiperarchiultramegacordial dio desconfianza desde el primer nanosegundo de charla.
- Sí, todo bien.
- Buenísimo. ¿Y, cómo pinta la noche? ¿Salís por acá?
- No sé, me encuentro con un amigo y veo.
- Ah, buenísimo. ¿Y sabés para dónde pinta por acá?
- Ni idea.
- En Pueyrredón hay un par de barcitos copados.
- Mirá vos.
- ¿Y venís siempre por acá? ¿De dónde sos?
- Floresta (invento n° 1).
- Ah, yo soy de Flores (¡mierda!), pegadito. A una cuadra de la Plaza Flores (¡MÁS MIERDA!), ¿ubicás?
- Sí.
- ¿Y vos por dónde andás en Floresta?
- Segurola y... Aranguren (invento n° 2).
- Ah, buenísimo (tanto buenísimo exasperaba). Ubico, ubico.
- ...
- Y cuando salís, ¿te levantás minitas?
- Qué sé yo. Si pinta.
- Ah, buenísimo.
- ...
- Y con chabones no te cabió nunca ni ahí, ¿no?
- Nah. Todo bien, pero no, ni en pedo.
- Ah, buenísimo.
- ...
- Bueno, me voy a ver si mi amigo viene che, jajajaja. Suerte.
- Gracias, hasta luego.

Ricardito, como decidí llamarlo (Ricardo por sus 40 casi 50 años, y el "ito" por su diminuta contextura física, acompañada de sus timbre de voz minúsculo), se dio media vuelta y se fue. A los dos minutos la pareja hizo lo mismo, yo los saludé y les desee suerte. El de los ojos salidos se había ido en medio de mi súper charla, quizás sin sus ojos, o con ellos en un bolsillo de la campera, para no perderlos. Yo terminé mi último vaso de birra y me fui, pensando en qué me vio Ricardito. Ese es otro Choque Urbano: ¿Mi nuevo corte de pelo es de gay? ¿Será la camperita de jean con corderito? ¿El jean que me compre sin darme cuenta que era medio chupín? ¿Mis ojos soñadores (CUAC)?
Sólo Ricardito lo sabe. Y, la verdad, ojalá que se lleve ese secreto a la tumba, y que jamás me lo encuentre cerca de casa.

3 comentarios:

  1. Cuanto levante ;)
    Seran los ojos soñadores =P

    bien ahi Ricardito...
    intentar nomas, en una de esas ganas
    jajaja

    saludos

    ResponderEliminar
  2. jajaj a ver corazoncito esos ojos matan a cualquiera siempre te lo digo, segundo la vestimenta q describis ayuda a la imaginacion de cualquiera jaja, tercero sisi, el corte de pelo y la afeitada de barba te da un toque de puto a escondidas.

    en fin.. una anecdota para contar, xq a mi no me pasan esas cosas? snif.

    ResponderEliminar
  3. 1: Te cortaste el pelo?
    2: Te afeitaste ?!?!
    3: Te compraste un jean?
    4: Te compraste un jean medio chupín ?!?!

    Qué copado estaría que te lo encuentres por tu casa xD
    El Choque se la banca, y el Konex más. Viste que volvió el Panóptico?

    Espero que hayas rendido bieeen
    Beso Facu

    ResponderEliminar

¿Dónde estabas el domingo 12 de Septiembre a las 15:30?