sábado, 24 de enero de 2009

El ritual de dormir

Raros poderes los que tiene mi colchón.
No, no los colchones en general, los sommier, los sillones mullidos o los asientos del bondi. El embrujado es mi colchón. O mejor dicho, el colchón, cualquiera que sea, que me vaya a recibir cuando me disponga formalmente a descansar.
No sé qué mágica cualidad hace que este colchón quite el sueño. Llego a él con un cansancio como para dormirme apenas me apoye, pero siempre lo mismo: Que vuelta de acá, que vuelta de allá, que la sábana más arriba, más abajo, que un brazo colgando, que ambos brazos debajo de la almohada, que la almohada paralela al cuerpo, preferentemente del lado izquierdo y con el brazo derecho sirviendo de almohada, boca arriba, boca abajo, ¡qué chueco que soy!, de costado... ya pasaron dos horas. Y yo tenía un sueño para dormir a toda una población.
Entre tanta vuelta, tanto delirio y tanto tiempo, ver el reloj da la triste noticia de que en cuatro horas hay que levantarse. Y despertar como si hubiese dormido ocho horas, aunque a la tarde el sueño vuelva a pasar factura de las cuatro horas descansadas a medias, porque el colchón también tiene la mágica capacidad de despertarte durante toda la noche.
Pero no importa cuánto pese el sueño. De irse a dormir antes de las doce ni pienso. Y de dormirme apenas toque el colchón, bueno, de eso ni hablar. Ya lo dije antes.

4 comentarios:

  1. 1ro: Volviii, a pedido tuyo!
    jajajajaja!

    2do: a mi me pasa lo mismo, sobre todo cuando salis y estas muriendo del sueño y pensas cuando llegue voy a hacer mierda a la cama! pero en cuanto pusiste el culo para desatarte las zapatillas, el sueño se fue a la mierda, y te terminas durmiendo mas tarde etc.

    3ro: la entrada anterior, te olvidaste a los pendejos floggers que se creen un movimiento como el hippimos, cuando ellos tienen menos pensamiento polito y/o social que la conchilla.
    si necesitaba bardearlos, porque me sacan.
    igual lo que mas me saca esta en mi blog :P


    4to: te amo trolo!
    tengo tu fernet!:P


    mua

    ResponderEliminar
  2. a mi nunca me pasa. A pesar de que mi colchon ya esta viejo y hundido, me encanta encontrarme con él y me duermo placidamente toda la noche. y no hay nada más lindo que acostarse tarde y levantarse tarde.

    ResponderEliminar
  3. Deberías dormir en una tabla de madera. Dicen que es buena para la espalda, y quizás las tablas de madera no te guardan el rencor que te guardan los colchones... andá a saber qué le habrás hecho a uno cuando eraas pequeño...

    ResponderEliminar
  4. Lo único que sé es que ayer llegué a mi camita a las 9 am después de 21 noches en camas alquiladas y dormí como los dioses.
    Pero sí, si he tenido noches como las tuyas !

    ResponderEliminar

¿Dónde estabas el domingo 12 de Septiembre a las 15:30?