miércoles, 24 de marzo de 2010

Pajaritos

- ¿Qué bien suena Sui Generis no?
- Sí amor, la verdad que sí. Aunque la verdad no tengo ni pálida idea de qué hablan, ja. Tienen letras complicadas.
- Sí, son medio raros, de ideas raras también. Pero bueno, a mí lo que dicen no me importa mucho. Lo cierto es que su música es hermosa.
- Ah sí sí, eso sin dudas.
- (Suspiro)
- (Beso)
- (Sonrisa)
- (Mirada al horizonte) Lindo día che.
- El viento me molesta un poco.
- Bueno, es común que aquí, en Santa Teresita, se levante viento a estas horas de la tarde.
- (Beso)
- (Sonrisa y mirada a horizonte) Además es una paz viejo. Mirá... estamos tranquilos, sin joder a nadie, nadie nos jode. Acá no les conviene joder. Una paz total.
- Sí, no podemos pedir más (Mirada fija).
- (Devuelve la mirada fija y besa con fuerza)
- (Abrazo)
- (Mano a la nalga. Aceptación)
- (Abrazo más fuerte)
- (Mano quiere explorar más y recibe un rechazo)
- ¡Héctor!
- ¿Qué? (Sonrisa pícara buscando desentenderse)
- Ay este chico. ¡La pucha, sos un caso sin remedio! Un tiro al aire.
- Jajaja, dale tontita. Sabés que te quiero.
- (Abrazo)
- ¿Qué es eso Ernestina?
- (Entrecierra los ojos buscando ver mejor) ¿Qué cosa? No veo nada Hectítor.
- Ay, dale Ernes, mirá bien. ¿No ves ahí en el cielo ese puntito a lo lejos? Dale, si está despejado.
- Mmmmmmm, no se, puede ser.
- Me parece que vos no querés ver por que es más cómodo no ver, ja.
- ¡Ay zonzo! No me jorobés.
- Jajaja, te molestó un poco. Algo de razón debo tener, ¿no?
- (Risa)
- (Beso)
- (Sonrisa)
- Y bueno, a ver ahora, ¿ves?
- Sí, algo bien a lo lejos.
- Está sobrevolando mar adentro. ¿Serán aviones?
- ¿Y porqué sobrevolarían aviones mar adentro?
- Y, no sé. Por algo será.
- (Gesto pensativo) No sé. Prefiero pensar que son pajaritos.
- ¿Pajaritos?
- Sí, pajaritos.
- ¿Volando tan recto y a tal velocidad, sin que se note ningún aleteo?
- Sí.
- (Gesto pensativo). Bueno... debés tener razón.
- Seguramente.
- (Mirada fija)
- (Beso)
- (Beso más fogoso)
- (Se abraza a su cuello. Beso todavía más fogoso)
- (La mano osada vuelve a intentar suerte)
- ¡Héctor! (Tono mezcla de enojo y gracia).
- ¿Quéeee? (Nuevamente busca desentenderse de la situación)
- Jajaja, nada bobo.
- (Vuelta mirada al horizonte) Che, caen cosas de los pajaritos.
- ¿Eh? ¿Vos estás loco?
- No, hecho un demonio.
- Jajajaja, sos una cosa Hectítor.
- (Beso breve y mirada al horizonte) No, pero en serio, fijate bien. ¿No ves que cae algo de los pajaritos? Es muy raro che.
- No veo bien.
- Pero fijate bien.
- (Vuelve a entrecerrar los ojos) Mmmmmmm, sí, quizás.
- La verdad que es muy raro eh.
- No, debe ser que están haciendo caca.
- ¿Pero desde acá vamos a ver la caca que hacen los pájaros mar adentro a unos cuantos metros de altura?
- ¿Y por que no?
- Y... si son pájaros sobrevolando mar adentro, deben ser gaviotas. Y no creo que desde acá podamos ver la caca de una gaviota caer al mar. Y cuanto más lo pienso menos me cierra. También nos costaría mucho ver las figuras si fuesen gaviotas y (Ella le tapa la boca con un dedo)
- Deben ser cóndores, que hacen caca más grande.
- ¡¿Cóndores?!
- Sí, cóndores.
- ¿Y que diablos hace un cóndor sobrevolando el mar de Santa Teresita?
- No sé ni me interesa. Por algo será.
- (Gesto dubitativo)
- (Beso)
- (Sonrisa y otro beso)
- (Sonrisa amplia) ¿Ya te vas a dejar de molestar con los av... digo, los cóndores?
- Jaja, sí Ernes. Seguro tenés razón, deben ser cóndores que están perdidos cerca del océano. Después de todo no suena como algo tan raro.
- No, obvio que no.
- (Beso)
- Guapo, ¿nos vamos yendo que se está haciendo de noche y me da frío?
- Dale, vamos a caminar un rato por la peatonal. Total, hoy en día, mientras no jodas a nadie, no pasa nada. Aunque sean las 3 de la matina.
- Es verdad. Cuánta paz.
- Muchísima.

5 comentarios:

  1. Esa costumbre de mirar para otro lado...
    le pegaria en la cabeza a Ernes.


    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. A la Ernes de verdad por favor.

    La patria, agradecida.

    ResponderEliminar
  3. Yo conozco de ésos... de los que añoran la "seguridad" de la época de la dictadura. Dicen: "a mí no me pasó nada, pero tenían a raya a los delincuentes". Hipócritas!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. 24 de marzo. Me hace acordar a esa fecha. Y cómo contrasta con la paz de las tres de la mañana. Otra Argentina. Nunca más.

    ResponderEliminar
  5. La Pelota: Nunca más, coincido. Y que no quede en una frase trillada. Hay varios hoy día que con bondad de Teletubbies nos dices "Otra vez, otra vez".

    Mona: Hipócritas, ciegos, cómodos, cobardes, basuras, soretes, egoístas, desmemoriados... seguimos buscando? Son seres muy peligrosos, por que suelen ser gente de clase media que termina legitimando de alguna manera un discurso fachista, oligárquico y asesino.

    ResponderEliminar

¿Dónde estabas el domingo 12 de Septiembre a las 15:30?