martes, 13 de julio de 2010

Luciérnaga loca

Nariz caliente por el fuego,
y tus ganas de reír.
Te sigue por delante un destello,
de aquellos que te hacen sonreír,

que se acerca sin pausa,
sin prisa y sin gritar,
derecho a cumplir con su causa
luz mansa que te quiere quemar.

Luciéraga loca,
de boca en boca
te entretenés.
Volar sin alas,
ganar una calma
de cuando en vez.

Los labios corren a los ojos,
los dientes son resplandor,
las iris nadan en un mar rojo,
no hay enojos, sino risa sin control.

Pensás las cosas más idiotas,
ya ni sabés porqué sonreís.
Pero dale que la noche es corta,
alguna que otra la hay que vivir.

Luciéraga loca,
de boca en boca
te entretenés.
Volar sin alas,
ganar una calma
de cuando en vez.

1 comentario:

  1. Ey, tanto tiempo sin visitar estos textitos, y me encuentro con algo tan bonito.
    Volveré a las calles bloggeras?
    Saludos

    ResponderEliminar

¿Dónde estabas el domingo 12 de Septiembre a las 15:30?