viernes, 12 de febrero de 2010

Extrañarte

Extrañarte es esperar que termine
el conteo de soles y lunas
que se persiguen unos a otros,
sin alcanzarse nunca.

Extrañarte es que me haga feliz
que a la distancia estés feliz,
pero extrañándome.

Extrañarte es tener la certeza
de que tu vuelta va a ser un desfile
de besos y caricias,
como lunas y soles
que por fin pueden alcanzarse.

Extrañarte es entender que de verdad te necesito,
que una ausencia,
con la seguridad de un regreso,
no mata, si no que fortalece.

Extrañarte son todas estas cosquillas
que me pasean locas por todos lados
y me sueltan una sonrisa.

Extrañarte es tener los brazos abiertos,
listos para tu espalda,
y mi pecho libre,
listo para tu pelo.

1 comentario:

  1. Uau, Conde!!! Qué poesía tan sentida!!! Es bella... (dichosa la destinataria)
    Te saludo

    ResponderEliminar

¿Dónde estabas el domingo 12 de Septiembre a las 15:30?